VACUMTERAPIA

Esta técnica produce una activación de retorno (venoso y linfático), estimulando la reabsorción de líquidos y el drenaje linfático. Un equipo de vacío crea una depresión rítmica alternada en un cabezal con rodillos que se desplaza por las zonas a tratar, que al aspirar la piel actúa sobre esta y sobre los tejidos que se sitúan inmediatamente por debajo de ella. Actúa a nivel hipodérmico realizando un masaje de dentro hacia fuera, es decir, empuja los tejidos del interior al exterior, lo contrario que hace el masaje tradicional.

Esta indicada principalmente en:

  • Los tratamientos anticelulíticos, para favorecer la rotura de fibrosis, desbloquear los tejidos, estimular la circulación sanguínea, movilizar las grasas y activar el metabolismo de adipocitos.
  •  En la obesidad localizada como alternativa cuando no se puede pasar por una intervención quirúrgica
  • Como complemento a la lipoescultura, liposucción, tanto antes como después de la intervención.
  • En el tratamiento de dolores, contracturas musculares, cicatrices y estrías.
  • Como método antienvejecimiento retrasando la evolución natural de los tejidos al mejorar su movilidad, elasticidad y vascularización.