HILOS TENSORES  (LIFTING JAPONES)

Los hilos tensores son una  alternativa al clásico lifting facial y de cuello.

Permiten realizar un lifting biológico autoinducido, no quirúrgico para mejorar la flacidez gravitacional, sin cortes y sin suturas.

Es una nueva técnica de implantación en dermis de hilos de polidioxanona (PDO), que es un material reabsorbible, no alergénico y no inmunopático,  que producen un efecto de lifting biológico por reacción fibroblástica.

En el rostro consiguen un efecto notable de rejuvenecimiento al tensar la piel, autoinducir la producción de colágeno, aportando espesor y reposicionando las estructuras faciales.

En el cuello mejoran  signos de envejecimiento del cuello (bandas verticales y las arrugas horizontales).

Los hilos tensores están indicados para corregir los surcos nasogenianos, líneas de marioneta, arrugas periorbiculares, enmarcar la línea submandibular y devolver al rostro la forma de corazón.

Se realiza con agujas extrafinas diseñadas para este procedimiento, requiere el uso de crema anestésica y aplicación de frío. El paciente puede incorporarse a sus actividades de forma inmediata.

Los hilos de PDO se reabsorben en 6 meses y su efecto dura de 12 a 18 meses. Pueden retocarse en cualquier momento.