FOTOREJUVENECIMIENTO

Se basa en la aplicación de luz pulsada  para el tratamiento de poros dilatados y arrugas finas.

La energía de luz pulsada aumenta la producción de colágeno y elastina aportando luminosidad y mejorando la calidad y textura de la piel.

Es un tratamiento no agresivo que se realiza en varias sesiones, con un intervalo de dos semanas entre sesiones.

Cuyos  resultados son evidentes desde la primera sesión y se denotan progresivamente.